jueves, 20 de mayo de 2010

Marruecos tierra de enormes contrastes…segundo asalto…

Pues la noche que dormíamos en los alrededores de Assa, fue increíble, sobre todo por la Luna que nos envolvía, ya casi llena, que lo sería al día siguiente.
Yo me pegue un bicheo nocturno, con mi frontal y mis guantes, pero nada de nada, pude ver Tarántulas, y algún pequeño roedor, pero nada de rastro de Serpientes, que era lo que andaba buscando, y eso que era una noche especialmente calurosa, a unos 33 ºC estuvimos durmiendo, y eso, la verdad, nos hizo descansar poco.

Al día siguiente, ponemos musiquita como siempre en el coche, para levantar a toda la tropa, y sorpresa, cuando vamos a arrancar, y se nos había ido la batería del coche, jeje, no paso nada, ya que llevábamos las pinzas, y con el otro todoterreno, pues no tardamos nada en ponernos en marcha.



Cargando la bateria del coche



Camino a Tan Tan - Cruzando el Draa

Esta vez ya camino a la Costa, a Tan Tan, y no tardamos mucho en llegar, ya estábamos relativamente cerca, y lo primero que visitamos fue precisamente eso, la playa de Tan Tan, el Ouatia.



Zona de Rocas de El Ouatia

Allí pude ver el Océano después de los días de desierto, y ver algunas especies muy bonitas de bichejos como los que me gustan, algunas como geckonias, camaleones, eslizones, etc…, que ya como he comentado otras veces, describiré en otro escrito más dedicado en exclusiva a esto, a los animales de este viaje a Marruecos.

Estuvimos también en una zona de Acantilados muy bonita, e impresionante, en la carretera que se dirige de Tan Tan a Tarfaya, y había unos colores preciosos de las rocas en este sitio.



Acantilados Tan Tan - Tarfaya

Aquí ya muy próximos al Sahara Occidental, pues la presencia de la policía marroquí, se hacía más patente, y en cualquier población por la que pasaras, te hacían detenerte, y tomarte todo tipo de datos…, que si el pasaporte, que a donde vamos, que cual es nuestra profesión, todo esto es parte del bloqueo que tiene hecho Marruecos al Sahara Occidental, y el control que tiene sobre este para ver las ayudas que se llevan, y que no pasen otro tipo de “ayudas”…

En nuestro caso no llegamos al Sahara Occidental, llegamos hasta la Laguna de Khnifiss, un sitio precioso en el que echamos la tarde entera y parte de la noche, ya que nos quedamos a dormir, en los alrededores, cuando realmente está prohibido, ya que es uno de los pocos Parques Nacionales de Marruecos, y está teóricamente prohibido, y además, a la policía que no había parado antes de llegar al Parque, le dijimos que volvíamos en el mismo día, cosa que no hicimos.



Toda la tropa en la Entrada de Tan Tan

Pero bueno, fue un día y una noche espectacular, cogimos serpientes cavadoras, bucerrigs, y otros bichejos preciosos, y además me lleve precisamente de este lugar, arena para regalar a todos mis amigos, la cual meto en botecillos de cristal, y les doy un pedacito de Sahara, puede ser una tontería, pero para mí es importante, me gusta regalar cosas que procedan directamente del lugar, y no necesariamente compradas,

Al día siguiente tocaba hacer la ruta ya de subida hacia la Península, pero poquito a poquito, y así fue, como hicimos el camino que lleva de la Laguna de Khnifiss, a Guelmim, pasando por Tan Tan.

Y tampoco quiero extenderme mucho más, fue una vuelta dura a la realidad del día a día, al trabajo, que voy a contar que no se sepa...

Dijimos a Marruecos...Hasta la próxima!!!



Desde el Ferry de vuelta

No hay comentarios: