lunes, 26 de abril de 2010

Rumbo a Puerto Maldonado...

Pues bien tempranito, me reuno con mi colega Julio, esta vez su mujer y Camanti, se quedan unos días en la capital, con la familia de ella.
Nosotros nos ponemos vía al Aeropuerto de Lima, y salimos temprano a Puerto Maldonado.
Como siempre, me encanto la salida del avión, ni miedo ni nada, solo cosquillas en el estomago, viendo Lima desde las alturas, y el Gran Pacífico.
Hicimos una parada en Cusco, Pueblo que se encuentra a mas de dos mil metros, y las vistas desde el avión, muy bonitas, toda la Serranía de Perú, un cambio muy bonito de Paisaje.
Pero, lo más impresionante, fue cuando empecé a vislumbrar el fin de las montañas, y solo veía verde, y marrón…, la selva, y los ríos, que al principio eran más rectilíneos, y luego se acabaron volviendo sinuosos, serpenteando entre los árboles.
Estaba sobre la Selva, lo que había soñado mil y una veces, y todavía no había tenido oportunidad de hacer…



Vista del Rio Tambopata desde el Avión

Cuando aterrizamos, para variar, un calor húmedo de espanto, pero la verdad, también tarde ni un día en aclimatarme, cogimos nuestros equipajes, y nos dirigimos a coger un motocarro, uno de los tipos de taxis que existen allí, que son, motos o motocarros, de 3 ruedas.

Y ya por fin estábamos camino a la chacra de Julio, “chacra”, significa terreno, aunque más que chacra, lo que Julio tiene era una casa en construcción, en un terreno que no es suyo, que le han permitido hacer allí su casita, a las afueras de Puerto Maldonado.

Cuando llegamos, se encontraba allí un amigo de Julio, que le esta echando una mano con la casa, y no tardaron en llegar unos cuantos vecinos a dar la bienvenida…, todos eran de fuera, la verdad, eran brasileiros, americana, y peruanos, en realidad, no conocí hasta al día siguiente.
Cual fue mi sorpresa, que tras estar con un sol que dolía nada mas verlo de lejos, pues no tardó, ni una hora en que se acercara una tormenta, cada vez más y más fuerte, estando ya nosotros en la casita.

Comenzó a caer tan fuerte, y los truenos tan cerca, que hasta mi amigo Julio, que lleva allí mucho tiempo, me dijo que nunca le habían caído tan cerca los relámpagos, hasta tal punto, que el desconecto todo lo eléctrico que tenia, y se tiro sin nada metálico en el sofá de madera…, me acojono el cabrón!, jeje
Y yo que estaba grabando un video, tuve que dejar de hacerlo porque el hecho de tener la cámara en la mano, me acojonaba, jeje…
Bueno, tras un buen rato, solo quedo la fuerte lluvia, pero la tormenta ya nos había sobrepasado, y tras esto, un gran griterío comenzó a sonar en la Selva, ranas y sapos cantando sin ton ni son, era un espectacular concierto, y yo era su público mas ferviente, me puse mis botas, mi poncho, mi frontal, y a buscar bichos y ha hacer fotos, que es lo mío!, jeje
Como disfruté…, y estas son un par de fotos de los bichejos de mi primera noche en la Selva...



Hyla rhodopepla..., una de las ranitas cantarinas muy pequeña



Bufo Marinus, el sapo más grande que he cogido en la vida...

En la pata trasera derecha, se le ve una garrapata, para que os hagais una idea del tamaño...

domingo, 25 de abril de 2010

Rumbo a Paracas...

Pues como comentaba en un anterior escrito, desperté en Lima, y me fui a dar una vuelta por todo el Paseo Marítimo de Lima, en la zona de Miraflores, la zona más segura o eso dicen de Lima.



En el Parque del Amor...Lima.

Mas tarde me reuní con Julio, y fuimos a visitar la zona hasta el barrio bohemio de Lima, “Barranco”, y la verdad, tenia también algo de especial, aunque yo estaba deseando irme de la gran ciudad, y partir hacia Paracas y Pisco, nuestra próxima parada.

Echamos el día por Lima, tranquilamente, comimos en el “Cantarranas”, un exquisito plato que era una sopa de pescado, que no recuerdo ahora su nombre exactamente, y también probé el Ceviche, que es pescado macerado y no recuerdo de que especie lo comimos, también un arroz chaufa, y algunos entrantes mas.



Vista de la Playa de Lima desde el Barrio de Barranco.

Luego echamos la tarde viendo el Barrio de Barranco, y la puesta de sol, (que realmente no se ve), pero si, como se va adentrando la noche, se vislumbra el sol tras el mar y una gran cantidad de nubes, pero que dejan ver entre si un luz muy distinta y especial a la de las puestas en la Península Ibérica.

Ya terminamos lo preparativos del viaje al siguiente día a Paracas, ya que alquilamos un coche, y fuimos pronto a dormir.

Dirección Paracas, que, sitio tan increíble, con su gran cantidad de vida en el Mar, y su escasa vida en la Tierra, puesto que es un gran desierto lo que allí se encuentra.
Llegamos a tiempo de visitar la Reserva Nacional de Paracas, que es impresionante a mi modo de ver, desierto de extensas llanuras y montañas, con multitud de colores, y con zonas que dan al mar, tanto en forma de Playa de arenas, rojas, blancas, y muy finas, o de acantilados enormes, llenos de concentraciones de Aves que están ahí tanto para criar como para alimentarse.



Vista de la Catedral de Paracas ( Formación rocosa ), caída tras el Terremoto del 15/08/07



Vista de una Playa en la Reserva Nacional de Paracas.



El coche en el desierto.

Buscamos un alojamiento para tres personas, ya que Camanti, la niña de Julio y Gina, se quedo con los abuelos, ya que solo estaríamos una noche durmiendo fuera.
No que damos en el albergue de Paracas, ya que era un sitio bastante barato, y tenía lo necesario, camas, duchas y listo. Cenamos y pronto nos fuimos a dormir, ya que teníamos que madrugar para coger un barco hacia las Islas Ballestas, otro paraíso dentro de este Gran país llamado Perú.

Cuando hablo de dormir pronto, solía ser entre las once u doce de la noche allí, solo que en la época del año en la que estábamos, anochecía a las seis de la tarde, y ya amanecía a las cinco y media de la madrugada, que aunque mis amigos se despertaran más tarde, yo a las seis y media como muy tarde, ya estaba dando vueltas, visitando todo lo que podía, y la verdad, era bastante agradable estar tranquilamente por estos lugares solo, y viendo la vida de pescadores y demás.



Pescadores y pelicanos en el Puerto de Paracas.

Una gran cantidad de pájaros a orillas del Pacifico, y a cada cual mas bonito, y más extraño, y muchos muy confiados, como las gaviotas, y los enormes Pelícanos, te podías acercar a ellos con toda la tranquilidad del mundo, que no se estresaban, si acaso era yo, el que a veces daba un pasito atrás, porque ellos incluso se arrimaban mirándote, desafiándote, y eran enormes, jeje…
Al raro despertaron mis amigos, y fuimos al Barco, dirección Islas Ballestas, un enorme criadero de Leones marinos, Pelícanos, Alcatraces, gaviotas, y Pingüino de Humboldt, entre muchos otros animales…, me dejo impresionado el sitio, como siempre, y disfrutando absolutamente de todo y mucho.

Además también pudimos disfrutar en el camino en Barco de las vistas del Candelabro, una de las líneas de gran tamaño hechas en la tierra, a la cual, al principio se la relaciono con las Líneas de Nazca, que están bastante cerca, pero se ha descubierto que tiene un origen mucho más moderno, y se las relaciona con el tema de los piratas en esta zona, o eso más o menos contaron, no recuerdo muy bien.



El Candelabro

A la vuelta, cuando desembarcamos de nuevo en el Puerto de Paracas, compramos unos souvenirs (que guiri!), y no pusimos de nuevo rumbo a la Reserva Nacional de Paracas, pero esta vez, íbamos con una dirección fija, a la Playa de la Mina, a pegarnos un bañito, para ellos refrescante, y para mi, además de refrescante, una experiencia nueva, la de bañarme en el Pacífico, y así fue, disfrutando (como no) muchísimo, porque además, cuando salía del agua, la cual estaba por cierto de fábula, a parte de llena de vida marina, peces, mejillones, quitones, gasterópodos de todo tipo, algas, ( llego a saberlo y viene conmigo en el viaje mi equipo de snorkel!, jeje!), pues como comentaba, fuera, al lado de un acantilado precioso con una cala muy bonita, todo geológicamente muy bonito, y sin geológica también, jeje. Pues había unos lagartos muy curiosos y bonitos, que me tuvieron bien entretenida toda la mañana.



Playa de la Mina

Ya mas tarde fuimos a un bar de pescadores a comer, el cual estaba en Lagunillas, un pequeño Puerto dentro de la Reserva, y comimos muy bien, de no ser porque mis amigos empezaron a discutir, hasta que llego un momento, en que les dije…BASTA!, porque ya discutían por tonterías, y además, me entreponían, y eso pues no esta bien, o me parece a mí, ya que yo puedo tener mi propia opinión de quien lleva razón o no, porque a veces, ambos tenían un poco de razón, pero como iba diciendo, para un par de semanas que iba a estar allí, no me voy a poner a dar opiniones en base a algo que veo en dos días, ya que podría estar precipitándome, y equivocándome, y lo dicho, para dos días, no me voy a entrometer, ni quiero que ellos discutan.

Bueno, a lo que iba, tras comer, me fui a hacer fotos a los Lagartillos, Pelícanos, y una zona donde había al menos 4 leones marinos muertos, varados…, y tras esto, emprendimos el camino de vuelta a Lima de nuevo, haciendo una parada en Chincha, para comprar Pisco y unos barriles, ya que al día siguiente, partíamos temprano a Puerto Maldonado, .a la SELVA!...y eso será otra historia…para otro día.

jueves, 22 de abril de 2010

Perú, la llegada...

Pues como ya comentaba, Perú, ha sido mi viaje más largo hasta el Momento, en cuanto a recorrido se refiere.
Y yo, que tengo muchas dificultades en ir a cualquier sitio a veces, aunque sea al lado, me atreví.



Esta es una foto aérea de Lima

Me atreví porque era algo que he estado deseando hacer toda mi vida, cruzar el charco, y visitar la Amazonía, no sin muchas dudas al principio, por lo miedos que a veces me superan, pero comento, que esta vez, eran nervios de los buenos, todo el día cavilando en como iba a ser el viaje…
Es mas, hasta ahora solo había cogido un avión en mi vida, de Barcelona a Sevilla, y además, acompañado, solo una hora y media. Este viaje iba a ser distinto, cruzar el Charco, once horas y media Madrid-Lima, yo solo…para algunos será una tontería, pero yo tenía ese respeto grande a los aviones por desconocimiento.
Y luego, Otro avión desde Lima a Puerto Maldonado, en el corazón de la Amazonía Peruana, mas los de vuelta, esta claro.
Al final resulto, que disfrute como un niño chico en el avión, me gustó el vuelo, saber que estaba cruzando la Dorsal Atlántica, en medio de la nada…, no sin claro, ver que las compañías aéreas dejan mucho que desear en estos vuelos de largo recorrido, quiero decir, que vas hacinado como pollos en una granja, sin que te pongan una película siquiera, y con una sola comidita, que además, para mas INRI, no vendían agua!, si querías beber algo, tenias que esperar a la azafata, y pedirle un vaso de agua, cosa que era bastante graciosa, porque tenia el pinganillo de avisar a la azafata al lado, y avise, yo como tantos otros, y no vino en ningún momento, solo a las 5 o 6 horas de vuelo, apareció, para dar un piscolabis. El problema, es que yo me tuve que tomar una pastilla, y tragármela con mi propia saliva, no me quedaba otra.

Bueno, independientemente del Vuelo, cuando llegué a Lima, había una luz extraña, distinta a Europa, y un calor de miedo, jeje, cosa que se me paso en menos de un día.

El Jet Lag, lo sentí pero muy poco, me adapte como pude, sin haber dormido apenas, llegue a las 7:00 de la mañana en Perú, y eché el día de visita al lado de un hostal en el que me quedaba un par de días, en la zona de Miraflores, a lado del Parque del Reducto.

Me dí una ducha, comí algo, y al Parque, a hacer tiempo, pues esperaba a mi amigo Julio, amigo de toda la vida, con el que me crié junto, y que ahora esta viviendo en Puerto Maldonado, haciendo un estudio de los Peces de la Zona de Madre de Dios, entre las cuales está Puerto Maldonado, destino final de mi trayecto en este viaje dos semanas.



Vista de parte del Parque del Reducto

Tras el paseo por el Parque del Reducto, en el cual, ya vislumbraba, lo distinto que era todo o que me rodeaba, pero lo igual que podían llegar a ser las formas de vida de la gente en Lima, me volví a mi habitación del Hostal, a esperar a mi amigo Julio, y a descansar un rato, pues me quedaba todo el día por delante si haber dormido apenas.

Mi encuentro con él, fue como siempre, tras un año sin verlo, desde su boda, tras la que se largo a vivir a Perú, es como si lo hubiese visto el día antes, no sin esa emoción enormemente agradable, pero si esa sensación de que puedes hablar con alguien de lo que sea como si no hubiese pasado el tiempo, eso esta muy bien, y me pasa con muy pocas personas, y Julio es una de ellas.

Nos fuimos a dar un paseo por la Línea de Costa de Lima, viendo el Pacífico ( la primera vez para mi ), y al rato, nos reunimos en una hamburguesería ( pero el no lo podía evitar, decía que quería comer carne bruta, jeje ) con su mujer, y su niña!, jeje



Vista de parte de la Costa de Lima desde Miraflores

Que linda!, Camanti!, así se llama la niña, y me parecía increíble, era la niña de Julio y Gina…y apuntito de cumplir un año..., muy muy Linda, y como pude comprobar, una niña que se ría con todo el mundo, hasta conmigo, jeje que me cuesta hasta que mis propios sobrinos se rían conmigo, sin empezar siendo un extraño.

Camanti no extraña, o si, claro, a sus padres, pero no tiene ningún problema con nadie, no se asusta, no llora, siempre ríe, vamos un encanto de niña.

Luego le dí y le pusimos, unos regalitos que le había traído, entre ellos, una camiseta de AC/DC, jeje, en plan broma, como si fuese el Tito Heavy, y le hicimos unas fotillos.



Camanti...,intentando coger la cámara, jeje

Ese día, mas tarde fui al Hotel a dormir, no sin antes, haber ido al Centro de Lima, a ver a un amigo de Julio, que vivía allí, pero yo me retire bastante rápido, ya que no había dormido apenas y además, sinceramente, no me gusto nada la zona donde vivía este amigo, al menos por la noche, centro de Prostitución, y muchas gente de vida bastante particular y complicada por lo que pude ver, así que pillé un pequeño taxi, y a dormir.

Al día siguiente, nos quedaba preparar el viaje a la Reserva Nacional de Paracas, un lugar al que estaba deseando ir, y eso, eso lo contaré en otro escrito.

martes, 20 de abril de 2010

Ojú que cansaito estoy...

Pues si, estoy ahora mismo destrozao!, como vengo diciendo desde hace algún tiempo…
Este cansancio es físico, y debido a la Feria de Sevilla, o Feria de Abril, que por primera vez fui a la inauguración, al Llamado “día del pescaito”, que es el día que encienden todo el alumbrado de la Feria.
Esta feria, la verdad es bastante impersonal, quiero decir,…todas las casetas, menos unas pocas, son privadas, y este año, la empresa en la que ando, pues ha decidido, que cogían un par de comidas, cenas, y nos ha tocado pues hacer acto de presencia.
Yo no soy muy feriante, y menos en estas tan elitistas, hay porteros en todas las puertas de las casetas, para controlar la entrada del personal, los que estén en la lista…, sino, pues te quedas fuera,… que concepto de Feria o Fiesta es este…esta todo podrido.
Pero bueno, ayer me toco, como ya he comentado, ir al alumbrao, y fui con cuatro compañeros más, con los cuales, pues dicha sea la verdad, no tengo mucho en común, pero para mi sorpresa, me lo pase, muy bien, incluso nos dieron las 6 de las madrugada, entre risas y copas, y es que las copas, pues ya sabemos, unen a la gente, y hace de sus aliados, la exaltación de la amistad, y claro, así acabamos todos.

Ahora soy un despojo humano, si se puede llamar “humano”, porque yo ahora me siento como mucho, “humanoide”, y es mucho decir…, la verdad estoy deseando que se acabe el día de trabajo, y coger el sofá por banda, y darle una paliza buena, jeje
Aunque se supone que hoy he quedado para más jaleo, pero todo lo voy a cancelar, necesito descansar, y mi sesión de terapia de “cama extrema”, además, mañana es festivo, y puedo relajarme todo lo que quiera y más.



Escribo porque no tengo otra manera de mantenerme en pie, e incluso así, lo estoy pasando regular, ya que he tenido un buen rato critico, con nauseas y un mal cuerpo que no rindo absolutamente nada. Es más, el escrito, me está costando la misma vida pero dentro de lo que cabe, es lo poco que me permite mi mente, no puedo hacer mucho más.

Entre tantas historias, siento que me tiene loco una chavala, que la encuentro muy sexy y atractiva, de una forma casi animal, y me saca varios años de edad, pero tiene un corazón bastante joven, y un saber estar, que me deja sin respiración.

Pero la verdad no puedo entrometerme, tiene novio, y en realidad es incluso más joven que yo, y debe de estar flipando, ya que como digo, para mí es una verdadera diosa, su sonrisa, sus andares, sus caretos de situación, su forma de ser, su cuerpo, su pelo, …, no se si será la primavera, pero me tiene loquito, y se que es algo imposible, porque además tenemos muy poco en común, no sería viable, pero no puedo negar esta atracción que siento hacia ella.

He pasado de sentirme atraído por una persona mucho más joven que yo, a otra persona, mucho mayor que yo, no lo entiendo, pero bueno, así son las cosas del corazón, o las necesidades fisiológicas, jeje, y es que a veces siento que necesito una persona que llene un poquito mi corazón, o incluso del todo, el problema, es que también me gusta la soledad, mi independencia…, no se puede tener todo.

A esperar que se me pase este berenjenal que tengo en la cabeza, y ha esperar otro igual o del mismo calibre, pero que al menos, me haga sentir vivo.
Y todas estas elucubraciones, las hago en un día de resaca, un día que pasa preocupantemente lento, cada segundo pesa más, y es una losa que me voy echando a la espalda, la verdad no veo llegar la hora de la partida, y como decía del sofá, que sería mucho más agradable, en compañía de esta muchacha que hablo, y abrazaditos sintiendo su piel tocando la mía…, me pongo hasta nervioso solo de pensarlo.

Pues entre tantos pensamientos, voy a dejar de hablar ya un poquito, que al final va a resultar que hablo más de lo que debo, ya que algunos conocidos saben de la existencia de este, mi pequeño blog, y a ver sino la lío, jejeje

viernes, 9 de abril de 2010

Estos meses estan siendo maravillosos...

Bueno, pues poco me conecto ultimamente, y poco cuento, auenque tenga grandes cosas que contar...pero apenas tengo tiempo...y eso me gusta.

He podido disfrutar de un viaje a Peru impresionante en todos los aspectos, y de otro al Sahara, que tembien ha sido de impresion..., cuan poco tiempo libre, y poco dinero, y tantas ganas de hacer cosas ultimamente...me apunto a todo lo que pueda..., el trabajo a pasado a tener un papel secundario, y las cosas que realmente importan, es a lo que estoy dandoles ahora importancia...me gusta, me siento bien...




Esta es una foto en La Reserva Nacional de Paracas, Peru.

Cuantisima gente tan distinta y tan interesante he conocido en Peru..., espero que me queden mas viajes por esas maravillosas tierras pero por mas tiempo...

Dire de mi ultimo viaje a Marruecos, que ha sido completamente bichero, hemos ido a coger reptiles y anfibios, ...preciosos..., y he conocido tambien a una gente de puta madre!, algunos eran ya amigos, a otros los conocia de la misma aficcion de los bihos por internet, y a otros los conoci alli en el viaje, que fuimos al final once personas en tres todoterrenos...y que agusto he estado, que bien me lo pasado, que gente mas interesante y de p.m.




Esta es una foto en un lugar cercano a Taroundant, en el Sur de Maruuecos, y en mi masnos tengo una agama comun macho, muy muy bonita, jeje.

Bueno, pues menos cuando he estado trabajando, he estado liberando adrenalina en todos estos sitios y lugares tan maravillosos, desde mediados de Febrero...una gozada..., fruto de no haber tenido vacaciones el año pasado, y disfrutarlas este año, aunque me han quitado 7 dias, que ni me los han guardado ni pagado, cosa que me dejo bastante tocado, mas que nada, por no haber podido disfrutar de las vacaciones, algo necesario para poder despejar la mente ..., pero ahora con estos viajes, pues vengo con las pilas recargadas, y con ganas de vivir!!!

Aunque seguire sin conformarme con sus migajas, y luchare por lo que me pertenece, que parece que el querer disfrutar de tus vacaciones es como un favor que te estan haciendo, que tengas que estar agradeciendoselo continuamente, y sin embargo, no he pedido nada que no me corresponda, es mas , como comento, he salido perdiendo...pero no me volvera a pasar...otra vez no.

Bueno, ya ire contando muchas de las cosas y vivencias que he tenido, y que me han alegrado la vida...