miércoles, 13 de octubre de 2010

El principio del fin...

Si, es el principio del fin de otra etapa de mi vida.
Es inminente el despido, o traslado, pero es más claro el despido, con lo que de una forma u otra, deberé cambiar de forma de vida, de lugar de estancia, de saber que hacer con mi tiempo, de muchas cosas...

Ahora que ha salido la reforma de la ley laboral, pues la empresa aprovecha para hechar a gran parte de la plantilla, con una mano delante y otra detrás, cuando hasta solo hace un mes, al menos cobrabas los 45 días de despido improcedente, ahora les han dado alas a las empresas para que se aprovechen de nosotros mucho más de lo que se estaban aprovechando, y no podamos decir ni mú.

Pero no voy a hablar hoy de mi opinión con respecto a la empresa, puesto que se verá en los próximos días o semanas, como nos van a meter mano.

Hoy de lo que quiero hablar, es de lo que me va a suponer ese cambio, que lo he tenido en mente mucho tiempo, pero lo he tenído también en standby, ya que estaba más preocupado por la operación de mi hermana de cancer de máma, y decir, que todo ha salido muy bien, ya incluso le han dado el alta y está en casa, solo tiene que ir a hacerse curas, y estar a esperas del tratamiento que deberán ponerle, que a buen seguro le daran sesiones de quimioterapia, para no tener riesgos, y eso lo sabremos en varias semanas, todavía como digo, a la espera de los resultados.

Lo que quería decir, es que cuando ya he visto que mi hermana está bien, y se me ha quitado la preocupación gorda que tenía con respecto a esto, es cuando a aflorado en mí, todo esto que está pasando con la empresa, y los despidos masivos, e inminente mío.

Que hacer ahora, esa es la gran pregunta, como va a cambiar mi día a día, ¿estaré por aquí un tiempo? o ¿buscaré en seguida otro destino?.
De momento prefiero ni pensarlo, pero es inevitable, ya que me afecta quiera o no, y en poco tiempo.

Ya me han tenido dando bandazos estos meses, entre Extremadura, Ceuta, y Andalucía Occidental, y acababa de pedir el empadronamiento en Sevilla, que me servirá para muy poco tiempo por lo que se vislumbra, y si no me llega antes de haberme ido a otro sitio.

Solo quiero aprovechar, de momento, eso es lo que quiero, disfrutar al menos de Sevilla esta estancia que me queda. Cuantos amigos, cuantos años dejados aquí, y ahora es cuando me estaba empezando a sentir un poco más agusto, intentando hacer más vida social, y personal, con el mínimo tiempo que me quedaba del trabajo, pero me lo había propuesto este año, y había comenzado a hacerlo.

Ayyyy, que será de mí, donde ir, que hacer...,bueno, eso todavía no lo puedo responder, en próximas fechas iré contando...