martes, 20 de julio de 2010

Que jaleo de semanita…

No es que sea realmente tanto, pero tengo tantas cosas en la cabeza, que me disperso.
Entre las vacaciones que me tengo que amoldar como sea, y las auditorías que tengo en el trabajo, más conciertos a los que quiero ir, y compromisos familiares, todo en una semana y media…, demasiadas cosas en mi cabeza.

En principio quería ir a Grecia, a visitar a Irene, pero al final no va a poder ser, porque esta con problemas con su novio, y llega además precisamente en esos días que me han dado las vacaciones, así que tendré que buscarme otro sitio, el cual tenía casi claro que me iba a hacer el Norte de España, pero ahora acabo de recibir una llamada de David, y me ha dicho que nos piremos de viaje por el extranjero de nuevo, así que otra vez a pensar…

Me estoy estresando mentalmente, como hacía tiempo que no lo hacía, y no quiero, es más, precisamente, las vacaciones deben ser una válvula de escape, como cuando me he ido a Perú, o a Marruecos, y no una carga, como me está sentando ahora, por el estrés que tengo de trabajo.

Hoy además es mi cumpleaños, y en realidad eso no importa, pero bueno, tenía que mencionarlo, porque me hubiera gustado salir a tomar algo, pero ahora no me veo con ganas, aunque quizás, sea entonces este el momento de ir a hacerlo, salir a la calle.
Ya cumplo 33 años, y sigo sin tener muchísimas cosas claras en mi vida, no sé, eso no quiere decir que haya cambiado con respecto a ayer, pero si es verdad, que los años pasan, y sigo teniendo un poco síndrome de Peter Pan.

En cuanto a amoríos esto algo alterado en estos días, tengo alguna posibilidad, con gente que me hace gracia, pero me pongo muy nervioso, es la falta de costumbre, cuando estoy con una cerveza en lo alto, va todo bien, pero cuando estoy sobrio, pues como que me cuesta todo mucho, y me harto de darle vueltas a las cosas, y a ponerme en el peor de los casos siempre.
Pero esto se tiene que acabar.

Es más, ahora que yo estaba deseando salir al extranjero, cuando he visto la posibilidad real de irme, cuando me han llamado, me he puesto nervioso, pero nervio del malo, no del bueno que sentía con Perú, y he empezado como siempre, a adelantar acontecimientos malos, que no ocurrirán.
No sé tal vez sea también el hecho de viajar solo, en parte me tranquiliza, porque no tengo a nadie dependiente de mi, y entonces, no los puedo decepcionar, pero si tengo que ir, pendiente de otras personas y viceversa, pues me crean una dependencia, que realmente no me apetece, en este momento, ya que me gusta hacer lo que quiero, sin tener que dar explicaciones.

Vamos, que no se realmente que es lo que quiero hacer ahora, de momento, creo que ya suprimo uno de los conciertos a los que quería ir, porque era marcarme 5 horas de viaje de ida, concierto y otras 5 horas de viaje de vuelta.
Vamos, que de momento, iré al primero, y este lo dejaré colgao, o eso creo, para que se vea lo claro que tengo las cosas.
Bueno, a ver si se me olvida todo esto, simplemente me dedico a vivir, y dejar de rayarme.

A preparar vacaciones para desconectar!, eso es lo que tengo que hacer.

No hay comentarios: