viernes, 11 de junio de 2010

Tensar la cuerda…

A eso están jugando ahora en la empresa, a ponernos a todos en situaciones comprometidas, y muy desfavorecidas, y que parezca que te están haciendo un favor.
Pues mira, NO!,
Ya está bien de que nos intenten hacer sentir como si fuésemos unos privilegiados, porque todavía no nos echan, y aprovechar para así, cargarnos todavía más de trabajo, cubrir el trabajo de dos o más personas, y encima quieren que les estés agradecido.



¿Agradecido?, más bien jodidos, que no somos gilipollas, no nos intentéis tratar como tales; a ese juego podemos jugar todos, pero moralmente, por mi ética, de momento no lo hago, ni yo, ni por lo que veo mis compañeros, intentamos responder a toda esta demanda y sobrecarga de trabajo, y no, no lo hacemos por la empresa, ya nos habéis dejado claro que somos un número más, como en todos lados, lo hacemos, porque no somos como vosotros, porque no nos gusta dejar las cosas y queremos responder a casi todo lo que podamos.

Pero ya están tensando demasiado la cuerda, ya está bien!
Hasta donde llegue, llegaré, y no hay más, no se puede hacer más, ¿no lo entendéis?
Y no es que yo crea en las empresas, y sea más fiel con esta, es que el dinero, por desgracia nos hace falta y aguantamos un poquito más, pero van apretando los tornillos más, y más, y otra vuelta de tuerca.
Pero como comento, esa cuerda, tiene un límite, y se rompe.
Por su parte está rota, y esperan que abandonemos el barco sin un duro en los bolsillos, mientras tanto, ellos siguen enriqueciéndose cada vez más a nuestra costa.

El sistema es claro, ellos decían…” un sistema piramidal”…, pero amigos…, habéis invertido la pirámide, está mirando hacia abajo. Eso es muchos jefes, mucha burocracia, mucha ostia, y al final a los que nos toca pencar, a los de abajo.
Pero no quiero que esto me haga caer de nuevo en otra espiral de apatía, y depresión, no dejaré que me vuelva a coger y menos por culpa de estos cabrones, que parece que es lo que quieren, que acabes hasta los mismos y te vayas con una mano delante y otra detrás, pero tengo que quitar el pie del acelerador aunque no me dejen, sino, me estrellaré.



Se que esto lo pueden llegar a leer en la empresa, hay gente que se dedica a buscar cosas del personal en la empresa, para ver por donde cogerlos, pero sinceramente, me da igual, no digo nada que no sea cierto.

Hoy sin más a un compañero, que lleva 10años en la empresa, le dicen, que como tiene un contrato por obra y servicio de una obra muy antigua, de hace diez 10 años, que le tienen que renovar el contrato a indefinido, jeje, que gracia, y donde está la gracia, pues que le quieren hacer un contrato de indefinido de 3 años a ahora, perdiendo la antigüedad de 10 años que lleva en la empresa, y claro, te dan luego la patada cuando quieran y te pagan 3 años en vez de 10.
Lógicamente, el no ha accedido, no se como acabará esta historia, pero camino similar llevamos casi todos, y encima, con más carga de trabajo que nunca.



Señores, ya está bien de intentar tomarnos el pelo, y que coño digo señores, no se les puede llamar señores a estas personas que quieren sacar provecho de estas situaciones para enriquecerse y a tu costa y a la de tus compañeros.

No es un decir, estas cosas están pasando, y por supuesto, mucho peores, esto es un simple ejemplo de hoy, y como hoy, todos los días hay novedades de este tipo como poco.

Ya se que se están haciendo barbaridades en todos lados, y siempre se aprovechan los mismos; de esta los cabrones saldrán más beneficiados, y enriquecidos, y los de siempre, la gran mayoría, seguiremos en el precipicio. Están aumentando las diferencias entre las clases, ya va a dejar de haber una clase media, solo existirá la “pobre”, es decir, casi todos, y la “rica”, los cuatro de siempre, los “ricos”que nunca han dejado de ser la clase beneficiada.

Pongo entre comillas, porque me jode hacer “distinciones de clases”, somos todos iguales, cabrones, y con todos, me refiero a todos. No hay nadie que se merezca menos que yo, pero tampoco que más. Nos ponen la etiqueta, y a tirar p´alante, ya de ahí no hay quien te saque.

Pero, ¿que coño es la clase?, ¿que concepto es ese?
Aquí como en todos lados, el color que vale, no es el blanco, ni el negro, ni ningún otro de ese tipo, el único color que vale es el verde, el del dinero.



Queréis acabar con nosotros, bueno…, no, eso no os conviene, queréis jodernos aún más, sino, como coño os mantenéis, si lo hacéis a nuestra costa.

Y como dice una frase de Lírico de doble V, “Si la felicidad se comprara, entonces el dinero sería noble, lo sabe el rico, y lo sabe hasta el más pobre. Pero la pasta no cae del cielo, yo hago canciones preciosas con lo que me encuentro por el suelo”.

Total, que no juguéis más con lo que nos corresponde, ya que esto no es un juego, estáis jugando con la paciencia y con las vidas de mucha gente, y con algo que no es vuestro, nos corresponde.

No hay comentarios: