viernes, 11 de junio de 2010

Tensar la cuerda…, explicación obligada

Pues esta mañana, después de la jugarreta comentada ayer del cambio de contrato a un compañero que lleva 10 años, la explicación ha sido distinta.
Nos comenta, que tras poder hablar ayer con una persona concerniente a la empresa, y centralizada, es decir, se va enterando de lo que va pasando, lo que ocurre con respecto a los cambios de contrato, es en beneficio de la empresa, POR SUPUESTO!, pero dice que no va en detrimento de los trabajadores (eso habrá que verlo), ya que como comenta, por mucho que quisieran decir que perderían la antigüedad, no podían hacerlo, ya que solo con la vida laboral, que está a disposición de todos, tendríamos ya una clara prueba y válida para demostrar el tiempo que llevamos en la empresa, y ante quien sea, ellos no podrían hacer nada.

Por lo visto, lo que quieren es normalizar a mucha parte de la plantilla, que como en todos lados, estamos con contratos que no reflejan la realidad, puesto que los tenemos de una obra, la cual, o acabó hace años, o nos han trasladado, y cara a los bancos, y demás instituciones, necesitan tener en plantilla a gente indefinida, ya que así además de tener contratos, legalmente con más beneficios, les dan una ayuda, por el hecho de que esos contratos sean indefinidos.

También está la otra cara de la moneda, como siempre, en la cual, si llevas muchos años con un contrato de obra y servicio, y nunca te han liquidado, cuando has pasado a otra obra, y no has vuelto a firmar, otro contrato de las mismas características, eso va en su beneficio, y sin embargo, si llegas a firmar el indefinido de tres años a ahora, llevando diez en la empresa, a la hora de finiquitarte, como indefinido, te pueden dar menos de lo que te corresponde, así que no es conveniente firmar este tipo de contrato, ya que si tu demuestras, que sin firmarlo, ya eres indefinido debido a que ha transcurrido el tiempo estimado, o te han cambiado de zona de trabajo, te correspondería el máximo de penalización, en caso de que te quieran echar a la calle.

Es decir, todo esto es muy complejo, y ellos les dan las vueltas para que tengan beneficios, ellos no pierden nunca, en cambio tú, si tienes mucho más que perder.
Todo esto son entresijos de la puta burocracia, y de buscar soluciones, en las que ante todo, la empresa no pierda, y si tu tampoco, mejor, pero si tiene que pasar por encima de ti, no lo dudes, que lo harán.

Esto intenta explicar el caso comentado ayer, pero es solamente eso, un caso, ya que por ejemplo, mi futuro laboral y el de muchos compañeros, está en el aire, y no dan ni una pista, incluso de gente que llevaba 13 años en la empresa, supuestamente bien vistos, le han dicho de un día para otro,…”mañana no hace falta que vengas”, esa es la humanidad, la puta humanidad que desprenden las empresas, como para confiar, y no estar con la mosca detrás de la oreja continuamente.

Es más, hace un par de semanas, me cogieron y me dijeron, “sabéis que sois dos en el puesto”, (Claro, uno en Ceuta, y yo llevando Andalucía Occidental, y Extremadura),….continuo…. “y uno tiene que ir a la calle”, así, dando ánimos y ganas de ir a trabajar, y me dicen…, “estarías dispuesto a llevar todo”, como diciendo, si estas ahogado de trabajo, agarrate, que lo que viene es peor. Yo al final les dije que les saldría más barato tener a mi otro compañero en vez de a mí, ya que el pagaría menos yendo de Ceuta a la Península, que yo de la Península a Ceuta, todas las semanas, que es un dinero más que considerable semanalmente.
Y claro, a todo esto te dicen los compañeros…,”Pero como dices eso!, eso no se dice que te pueden largar”, y es que realmente, salir, tengo que salir de aquí más tarde o más temprano, sino estallaré, y entonces porque esperar a estar mal, y acabar peor, pues no tengo necesidad de aguantar la que se me viene encima!, (si al final me quedo).

Total, son unas ganas de salir, antes que esto acabe con mi salud, y todavía más con mi ínfima vida personal, que no me dejan tener. Solo puedo ser yo mismo, y tener tiempo el fin de semana, y suele ser para hacer todo eso que no puedes hacer entre semana, con un horario de unas 12 o 14 horas al día de trabajo, hacer la compra, limpiar la casa, dormir, quedar con amigos, y cuando hay un poco de fuerzas, salir de ruta.

Bueno, aquí acaba esta puntualización al tema que expuse ayer, y lo he hecho, por los nuevos acontecimientos, también uno puede equivocarse, lo anormal sería no hacerlo, y menos en estos tiempos.

No hay comentarios: