martes, 25 de mayo de 2010

Otro día mas en el mundo…( o menos )…

Pues simplemente es lo que nos toca en estos tiempos, otro día mas en el mundo, sin tener nada seguro, sin tener estabilidad de ningún tipo, sin saber si mañana me dirán que no vuelva a trabajar al día siguiente o no, sin saber si me van a subir el precio del piso y voy a tener que buscarme uno nuevo, o una habitación en piso compartido, sin saber si me toca ir a Ceuta, Málaga, Badajoz, Cádiz, o Sevilla, …en fin sin saber nada acerca de mi futuro mas próximo al presente.

Todo cambia, de un día a otro; trabajo el viernes fuera de la oficina, y cuando vuelvo el Lunes, han cambiado muchas cosas. Cambian sin ninguna lógica, unos a la calle, otros los dejan solos para llevar el trabajo de de 2 o 3 personas, a otros nos dan un abanico cada vez mayor para abarcar en el tiempo de trabajo, de Badajoz, a Ceuta, pasando por Cádiz, Málaga, Sevilla y demás sitios, y simplemente te dicen…” la cosa esta muy mal…, esto es lo que hay, tendrás que echar mas horas de trabajo…”

¿Mas horas de trabajo?..., ¿pero… como lo hago?

Si trabajo 12 horas al día, de 8:00 a 20:00, y cuando no me toca quedarme en hostales a dormir, y que menos de unas 8 horas de prepararme el terreno para, cenar, duchar, descansar y dormir algo…

¿Pagan horas extras?, jeje, que gracioso, va todo incluido en el valor de una persona…

Bueno, y ¿que es de la vida personal?

¿Vida personal?, ¿eso que es?, es lo que te dejan hacer los fines de semana
( Olvídate de tener vida propia entre semana ), para que puedas hacer la compra, limpiar, e intentar dormir algo…, o, también, puedes, como yo hago últimamente, huir de la monotonía y dejarte la salud, intentando viajar, ir al campo, o saliendo a tomar una caña, pero al menos, consigues ( a veces ), que se te olvide que el Lunes te esta esperando el trabajo.
Lo malo, es que ya el mismo Domingo a media mañana, sabes que debes descansar, ya que sino, el Lunes va a ser peor de lo que se espera de todos los Lunes.

Somos autómatas, dirigidos por un ente que nos envuelve, en una aureola de un consumismo aberrante, que nos muestra, como la pescadilla se muerde la cola, y nosotros mismos, nos la mordemos siguiendo sus pautas, por miedo a que si la sueltas, sea otro el que te la muerda, y lo que te toque sea vagar, por espacios desconocidos, siempre llevando la carga de otros a tu espalda.



¿Tienes más peso en la espalda?

Siempre tenemos peso en la espalda, lo que habría es que saber, como se liberan, o mejor dicho, como se llevan. Los pesos no tienen porque ser siempre malos, siempre cargas con cosas, por tu propia decisión, tu propia aceptación y agrado.
Hay pesos que incluso hacen que esa carga sea más ligera y llevadera; esos son a los que debes llevar siempre contigo a donde vayas, son aquellos que no debes olvidar cuando las otras cargas, las negativas, se hacen mas pesadas.



¿Pero…, tú te crees todo esto o te lo quieres creer?

Pues antes me lo quería creer, y ahora solo me lo creo a veces, es decir, me lo quiero creer.
Vivir al margen de todo, no tengo cargas de hipotecas, no tengo niños, no tengo pareja, no tengo excesivo apego por mi tierra, me gusta que sea mi tierra, pero siento que me estoy perdiendo otras muchas cosas que me gustaría probar.
Vivir con lo justo, para poder comer y dormir bajo un techo, y tener tiempo para poder emprender una vida personal que me satisfaga mas, ya que esta, es como un túnel sin salida, me siento encerrado muchas veces, y no me atrevo a dar el salto, mas que nada por llevar ya demasiado tiempo en una empresa que nos explota y exprime tanto a mi como a mis compañeros, (como en todos lados ), y no puedo irme con una mano adelante y otra atrás, sin un duro.

Si algún día me toca, aunque todo el mundo me dice que me arrepentiré, creo que me sentiré liberado, al menos al principio, y podría buscar otro camino alternativo a esta vida, de ser un número más en una empresa. Pero necesitaría que me dieran lo que me corresponda para poder intentar comenzar esa nueva vida, sino, no se como podría tirar para adelante, y ellos lo saben, de eso que se aprovechan, tanto de mi, como de la mayoría de trabajadores. Al menos yo, como comento, no tengo mucho que perder, no lo debo nada a nadie, ni soy esclavo de hipotecas.

¿Entonces, que sacamos en claro de todo esto?

Pues la verdad, es bien sencillo…NADA. Son las idas y venidas de pensamientos que se entremezclan, y se superponen, no dando claridad en la forma de verlos desde una perspectiva realista.
Hay conceptos mas claros que otros, hay verdades que parecen indiscutibles, pero no lo son, pero sobre todo, hay cosas que tengo claras que no quiero; lo que no tengo tan claro es lo que quiero, pero esos son hechos de la vida, que nos ocurre a gran parte de la población hoy en día. Tenemos un vacío existencial mucho mayor, que esas cosas que se suponen que nos ayudan a llenarlo, el consumismo, el querer mas y mas, el que nos engañen a través de los medios de comunicación y las publicidades engañosas (que lo son todas, sin excepción, sino, no tendrían que publicitarlas).



En fin, son desvaríos varios como yo les llamo, y que forman parte de nuestro día a día, de nuestra verdad de ser, de llamar de una vez a las cosas por su nombre,…, simplemente, cosas que ocurren en otro día en el mundo, y seguirán ocurriendo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Amen,completamente de acuerdo contigo al 100%