lunes, 4 de enero de 2010

Muchos sentimientos entremezclados en los últimos días...

Pues bueno, muchos sentimientos entremezclados en estos últimos días, como ya comento. Han sido cosas buenas, malas y normalitas.
La Navidades, para mí, no han sido nunca unas fechas de felicidad, bueno, me equivoco, de muy pequeño, si lo eran por las vacaciones, los regalos, y el estar con mis primos, pero bastante pronto dejé de sentír la Navidad como algo feliz.
Principalmente, pienso que era de este modo, debido a que siempre era la época de las peleas más gordas en mi casa, y con peleas me quiero referir a discusiones sinsentido, y casi siempre tanto en la cena, de Navidad, como en la de Fin de año, o incluso en los "Reyes Magos", ... al final siempre acababan peleados mis padres, y los demás aguantando el chaparrón, sin atrever a decir nada, porque empeorarían las cosas, y que hacía...pues siempre, irme a mi cuarto, y ponerme mis cascos con música, cagandome en la "Feliz Falsedad".
La verdad, ahora discutimos menos, o eso creo, ya que apenas paso unos días por la casa, en las fechas señaladas, pero bueno, no ha sido una entrada de año mala, excepto por unos sentimientos que tenía entrecruzandose en mi mente en todo momento.
Esos sentimientos, eran principalmente de tristeza, una gran tristeza, ya que quedé con Irene, una persona con la que compartí muchos años de mi vida, a la que quise muchísimo, y quiero todavía, pero viendolo de otra forma.
Quedé con ellá ya que se vá a trabajar a Grecia durante unos años, y hacía ya un año y medio que no nos veíamos, y teníamos, esa cosa de querer vernos porque la verdad, siempre será una gran amiga, pero a veces, es mejor dejar que pase el tiempo y la distancia.
El hecho de verla, pues me dió mucha alegría por un lado, por otro, una gran sensación de vacío, de tristeza, pensando en lo que pudo haber sido y no fué, porque tenemos muchísimas cosas en común, y siento y creo que cada vez que nos vemos, a los dos nos pasa lo mismo, tenemos esa sensación, y sabemos que hay algo muy fuerte que nos une, pero que al final, también nos acaba separando.
Nunca o casi nunca estuvimos en el mismo punto, unas veces ella arriba y yo abajo, otras, al contrario. Es muy difícil encontrar el equilibrio exacto, es más, ahora pienso, y creo que es casi imposible.
Estuvimos pues como dos grandes amigos que no se veían hacía muchísimo tiempo, poniendonos al día de nuestras vidas, recordando viejos tiempos...en fin muchas historias y sentimientos entremezclados.



El caso, es que esta vez era ya distinto, porque el hecho de que se vá a vivir a Grecia, con su actual novio, ya sabemos que es un punto de no retorno, es un adios, un hasta siempre. Ya que a veces, incluso estando ella con novio, yo sin interes, y fuera lo que fuera, sabiendo que estaba relativamente cerca, siempre me quedaba algo dentro de mí, que me decía... quién sabe como acabará la cosa, la vida da muchas vueltas.
Bueno, esto es a lo que le estoy dando más vueltas últimamente, y todo lo demás a pasado a un segundo plano, espero vaya cambiando en breve, y se me vaya esa tristeza que tengo, que me hace tener las emociones a flor de piel, y me ponga a llorar como hacía mucho que no lo hacía, y pase a una sensación de alegría, "que aún me queda media vida, pa encontrar la melodía", como dice el Fito.

También he tenido la suerte de poder pasar mucho más tiempo con mis amigos en estos días, mas que nada, porque muchos que están fuera, han venido de vacaciones, que era lo que yo llevaba haciendo ya unos 4 años, y sin embargo, ahora soy yo el que está cerca de la Tierra que me vió nacer.
Aunque para ser sincero, me gustaría que me destinaran por trabajo al extranjero, desde hace mucho tiempo, pero..., la cosa esta muy mal en el curro, y a ver en que acaba esto.
Tengo ganas de conocer mundo, aunque me dé miedo, pero tiro palante como sea, quiero viajar, conocer, en fin, quiero vivir, sentir. Y a veces siento que me ahogo en este mundo que me rodea, y me absorve, y siento la gran necesidad de salir de aquí corriendo y no mirar atrás...
Me siento atrapado en un bucle...

"Como cada día vas a la fabrica en metro,
Un gran gusano que atraviesa esta manzana podrida.
Como cada día piensas que eres solo una hormiga
Que almacena bienes para el invierno de su vida.
Así cada día,
Confías que tu ritmo no se altere,
Así otro día,
Vuelves otra vez a la rutina.
Como cada día esperas que acabe tu jornada,
Para descansar y recargarte para mañana,
Como cada día sigues atrapado en un bucle,
Que empieza cada día, y cada semana.
Te gustaría salir de la espiral
Y ver lo que hay fuera.
Pero la corriente es demasiado fuerte.
Tu quisieras saltar al vacío sin paracaídas,
Saltar sin red,
Y tener la sensación de estar vivo,
De ser alguien."

Bueno también he estado saliendo de noche al campo, ya que las fuertes lluvias que estan sucediendo en estos días, pues me dá la posibilidad de coger gran cantidad de Anfibios por las carreteras, los cuales, son atropellados cientos y cientos en una misma noche, y así los quito de la carretera, les hago unas fotos y los suelto algo más lejos. Se que esa no es solución para el verdadero problema, que salve una noche yo más de 100 sapos, ranas, tritones, gallipatos, etc...pero bueno, aporto mi pequeño granito de arena, que al menos a mí me hace sentir algo mejor, egoistamente hablando.



Este en concreto es un Sapillo corredor (Epidalea calamita ), unos de los muchísimos que cogí esa noche en la carretera.

También han sido unas noches de una luz especial para hacer fotos con la luna, las nubes, y yo disfruto como un niño chico, haciendo fotos de noche, bajo la lluvia, solo, en medio del campo...hace que me olvide de todo, y disfrute el momento...



Esa sombra soy yo, estropeando el paisaje, jeje, en una noche de luna casi llena, en medio de la Laguna de Moguer, y en medio, literalmente, jeje, con las botas en el agua.

Bueno, en fin, para concluir, que han sido unos días de familia, amigos, campo, exnovia..., vamos...muchos sentimientos encontrados a flor de piel, tanto que a veces me abruman y me superan...

1 comentario:

José Manuel dijo...

Presiento que has estado, estás, en un buen atolladero. Ojala, pronto, encuentres tu camino, que no necesariamente he de ser sinuoso.

Saludos